La Planta Teziutlán tiene sus orígenes como empresa de ferroaleaciones en 1950 cuando comenzó a producir ferromanganeso alto carbón.

En 1973, como base para su integración vertical, Autlán adquirió esta planta, llamada entonces “Ferroaleaciones Teziutlán”, la cual se encuentra localizada en el Estado de Puebla, sometiéndola a un proceso de modernización, convirtiéndose así en una importante proveedora de ferroaleaciones en México. Actualmente la planta Teziutlán cuenta con cuatro hornos eléctricos de arco sumergido tipo abierto.